6.4.12

Docente


"En relación al docente, su identidad no proviene de una comunidad, de un lugar común, de una experiencia del cuerpo o del alma. No hay en esta experiencia una transformación previa del ser. No nace por una construcción de pensamiento, una obra, no tiene el sello de un creador. Por el contrario, nace de una práctica, un oficio, un régimen de trabajo y producción. El docente es signo y no  símbolo, es práctica y no obra, es hacer y no escritura, es experiencia económica y no experiencia moral. Su rostro y su rastro lo encontramos en el trabajo y en la figura del trabajador. Nace de la industria, por eso es que se puede fabricar, producir y reproducir. El maestro en cualquiera de sus formas y de sus experiencias, maestro de sí, de otro y de niños en escuelas, no es objeto de repetición, por que es unidad, individualidad y espiritualidad. Formar un maestro requiere de una comunidad, un trabajo de purificación,  y la  paciente labor y entrega de una vida en continua transformación. Producir un docente es producto de una capacitación y la repetición de algo que no es un modelo sino un producto. El alguien que ocupa ese lugar es un cualquiera que educa no sólo una persona, algunos niños sino muchos niños, muchas personas, adultos, profesionales, analfabetas, en fin, la multiplicidad de sujetos o la población" 

"... maestro de escuela es aquella individualidad que niega la suya propia, es aquella voluntad de renunciar a la vida individual para ocuparse de otras vidas"
 Quiceno, Humberto. El maestro, el docente y el formador. Univalle IEP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario es muy importante para nosotros, por favor déjelo después de estos puntos: