26.12.11

Año 11, 12 meses. Parte 2

Y mi cabeza que empezaba a sabotearse cada detallito de la vida, o que, a cualquier costo, me recordara cómo eran las cosas y funcionaban para mí. De botarme esmalte y hasta el mundo encima, sentirme perdida y entrar en el shock del cambio que me propuse en el año. Que el mundo y su ruido se detuvieran una vez más a mis espaldas al querer regalarle mis palabras y que unas de ella me alegraran la existencia. Que el cielo de tenerla me parecía fantasía. Que las luces de mi cuarto iluminaran nuestros rostros y que por primera vez pudiera cuidarle el sueño. De tomar vino caliente y enamorarme un poco más. Un, deux, trois y nos vemos después. Darle la bienvenida al color rojo en mi cabeza y tener de esos días mágicos porque sí. Adiós Abril.

De sentir que me vendía, que dejaba de ser yo cada jueves y desesperarme con tanta hipocresía, que cada lectura nueva me erizara la piel y que mis ganas de psicología golpearan cada vez más fuerte en la ventana. Que sentirlo tan lejos me regalara más oxígeno en cada respiración y que me demostrara que no hay cosa que no pueda hacer sola. Sentir lo que no es venderme con las personas que quiero, aunque nunca me entiendan y crean que juego a no ser apoyo y prefieran alejarse. De perderme sola, perderme en letras, recorrer historias y más historias y que la literatura empiece a tatuarse en mí. Adiós Mayo.

De regalarme un buen final, de extrañarla un chingo, tomar cocktails y seguir extrañándola, necesitándola a mi lado, como si no pudiera respirar sin ella. Como sentir miedo por ello. Sentir miedo por todo y olvidar muchas cosas, de jugar y sentirme la peor persona del mundo, de ocultarme frente al mundo que grita por mí y golpearme por no ser capaz de dar la cara, de esconderme porque no me creo nada de lo que soy capaz de hacer. Que sea fuertemente influenciable y que se me olvide hasta el apellido. Que prefiera perderme en juegos sin sentido, conversaciones absurdas y de vez en cuando sonreír de verdad. Refugiarme en la fugaz lectura de Harry Potter, dejarme llevar por un mundo que no existe y embriagarme con él. De no dormir, de pasar derecho, de sentir que las cuatro de la mañana lo es todo para mí. Que la sigo extrañando y que lo único que puedo explotar con eso es mi creatividad. Que alejarme y embriagarme por una noche se convierte en el plan de una vida, por lo menos por unas horas y que me haya saboteado la felicidad de manera tan grande, y claro de también hacer descubrimientos sobre mí misma, porque sí, cada día es un aprendizaje, aunque de golpes tenga que aprender. De seguir saboteándome, de decorar mi cuarto y sentir que el piso es el mejor lugar para estar, porque mi lugar está abajo y no arriba. De justificarme todas las peores cosas de mí y no arrepentirme, por primera vez en mi vida. Adiós Junio.

De fumar, porque sí, porque no, y porque me quiero joder. De mover la cabeza y gritar como nunca. De bailar, de sentirme conectada por primera vez y reír como loca. De conversaciones sinceras y momentos de locura. De confesiones a media noche que no quiero saber y de películas que me hacen llorar como nunca. De extrañarla, de sentir un peso absurdo, de querer ignorar y una vez más sentir miedo. De revelaciones que incomodan en vez de emocionar y de esperarla, teniéndola tan cerca. De leer Cortázar porque no hay nada mejor que hacer y que Potter todavía me embruje. De enamorarme un poco más, con condiciones tal vez. De sentir que Edith Piaf me canta sobre el 14 de julio y que no hay nadie por quien me cambiaría. De hablar en inglés y ser madreada en español, sólo por amar. Amar como nunca. De sentirte cerca aunque estés lejos y de seguir esperando. De recibir abrazos inesperados y empezar conversaciones importantes en mi vida. De unirme con mi hermano y tenerlo como el angelito de mi vida. De llorar con películas esperadas e inesperadas. De sentir que vuelvo a "la normalidad" y me preparo para comenzar algo nuevo... sin saber que así sería totalmente. Adiós Julio. 

1 comentario:

  1. Te quiero, te quiero, te quiero. Feliz año, blogger linda.

    ResponderEliminar

Su comentario es muy importante para nosotros, por favor déjelo después de estos puntos: