26.12.12

Peleas.

Casi pierdo Francés y una beca por pelear con el profesor. Aprendizajes todos desde que supe que iba a perder me pregunté por todo eso que tenía que aprender y quedó claro: No había porqué pelear.

Llegó el día de las notas y sin más me dijo que perdía. Salí y me angustié, porque si bien no aprendí nada del idioma este semestre, sabía que no me podía dar el lujo de perder una materia, representaba algo así como tener que salir de la universidad.

Hablé con él, I had to. Le dí donde era y él atinó también a decirme algo que no he podido borrar de mi sistema: 

Hay peleas que no se deben pelear, porque aunque uno tenga la razón, siempre va a perder.

Nada optimista, es cierto. Pero el señor, tiene la razón. Y lo que siempre me quedó claro con él es que se me parecía mucho a mi papá. Curiosamente el profesor ese mismo día se iba de vacaciones hasta el 2013 con su familia a Hawaii. Dejarme en la materia no lo detenía en su viaje... y lo mismo pasa con mi papá. Pelear con él no lo afecta en nada, y soy yo la que termina con una gastritis horrible. Mucha rabia.

Hoy es uno de los días que quiero decir, POR ÚLTIMA VEZ, no más peleas con mi papá, porque aunque yo tenga la razón, siempre voy a perder con él. Siempre he perdido. Él no sabe quien soy, qué hago y fácilmente pasa de un te quiero hija a un usted es una puta. Ojalá y estuviera mintiendo yo... pero no.

En fin, ya van años, añooos de escribir que quiero quererlo. Es una batalla que tengo perdida esos mismos años. Lo honro y hasta ahí va. Un karma gigante ese hombre en mi vida, pero hasta aquí van los aprendizajes con él. No puedo. No me rindo. Sólo sé que ya no hay nada porqué luchar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario es muy importante para nosotros, por favor déjelo después de estos puntos: