3.6.11

Silencio.


Cómo duelen los gritos ahogados,
son cobardes y no se atreven a salir,
no saben bajar por tu garganta
no saben subir hasta tus labios
y se aferran a tus cuerdas,
te incomodan con su peso
te duele,
duele bastante,
duele tanto que te hace llorar.
Y no sé cómo,
pero como lágrimas sí saben salir
y ya no te duele más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario es muy importante para nosotros, por favor déjelo después de estos puntos: