26.11.16

Bienvenidos.

De acuerdo a lo último que ha pasado en mi vida, presiento que este blog recibirá visitas de gente que no quisiera que leyera nada de mi. No porque tenga algo que ocultar, sino porque éste es un blog personal y creo que yo debería tener derecho a decidir quién puede entrar a este espacio que es mío. Como cuando le van a dar a uno un abrazo, hay cosas con el espacio personal que uno siente que le deben respetar, por puro sentido común.

Pero sé que usted no respetó eso, como cuando le iba diciendo a todo el mundo que a mí me gustan las mujeres. Yo tengo derecho a compartir esa información con quién yo quiera, no usted. Y ante eso, por eso sé y siento que tal vez este blog puede ser visitado por gente que no quiero.

Sólo digo esto porque no pienso disculparme por lo que aquí hay y habrá. No pienso ocultarlo y mucho menos, como siempre, no pienso dar explicaciones. Interpreten lo que aquí hay como quieran, no es mi problema. No pienso cerrar este blog porque es mío, es mi espacio y lo hago respetar. Cerrarlo o denegar acceso a él es ceder mi poder. No volveré a hacer eso.

Asi que: Bienvenidos. Aunque del "bien" no estoy tan segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario es muy importante para nosotros, por favor déjelo después de estos puntos: